DEFINICIONES

 

En todas las pólizas de seguros, en las primeras hojas de las condiciones generales, aparecen una serie de definiciones cuyo objetivo es dar el significado a palabras que continuamente se van a hacer referencia a lo largo del articulado, es decir, en las coberturas. El objetivo es mostrar dichas palabras, dar su significado, y mostrar ejemplos para su mejor compresión:

 

  • ENTIDAD ASEGURADORA: Es la entidad jurídica que asume el compromiso de indemnizar los daños y las obligaciones que se derivan de un contrato de seguro, de conformidad con lo dispuesto en las coberturas contratadas.

 

En todo contrato de seguro, existen dos partes, en este caso, la entidad aseguradora es la que, a cambio de una cantidad de dinero, se compromete a indemnizar en el supuesto de un siniestro.

 

Ejemplo: Génesis, Mapfre, Allianz, Pelayo... (vea aquí el ranking por cuota de mercado de compañías)

 

  • TOMADOR: Es la persona física o jurídica que, junto con la entidad aseguradora, firma el contrato de seguro,  por tanto, a él le corresponden las obligaciones derivadas del mismo, salvo las que por su naturaleza, correspondan al asegurado.

Al tomador le corresponde pagar la cuota del seguro, y será a quién se le reclame en el supuesto de impago.

 

Ejemplo: normalmente el tomador suele ser el propietario de la vivienda, pero no tiene necesariamente porqué ser así. Por ejemplo, una empresa que paga el seguro a un empleado como forma de retribución, o un padre al hijo.

 

  • ASEGURADO: Es la persona física o jurídica titular del interés objeto del seguro, y la que además, en ausencia del tomador, asume las obligaciones de este.

 

Ejemplo: si se produce un incendio de la vivienda, la persona que debe recibir la indemnización, será el propietario, ya que este es el titular de la vivienda.

 

Ejemplo: si se causa una gotera al vecino, la persona asegurada será el propietario de la vivienda, ya que el es propietario del bien que ha causado el daño.

 

La figura del asegurado, no solo abarca al titular de la vivienda, sino que a veces, y en determinadas coberturas, pueden ser otras personas. Para ilustrarlo, vea los siguientes ejemplos:

 

Ejemplo: en el supuesto de robo en la calle, muchas compañías no solo aseguran al titular de la vivienda, sino que además, a su cónyuge, hijos, padres, o personas que convivan con él, y que dependan económicamente de él.

 

Ejemplo: en el supuesto de que un hijo tire un juguete por la ventana, y cause daños a un peatón que paseaba por la acera, todas las compañías consideran que está también asegurado los hijos, padres, cónyuge, o incluso personas que convivan y dependan económicamente de él.

 

Es decir, que el asegurado como tal, puede ser solo el propio titular de la vivienda, pero en determinadas coberturas, la figura de asegurado, se extiende a otras personas.

 

Por último, el titular de la vivienda será quién, en ausencia del Tomador, se hace cargo de sus obligaciones, ya que el propietario, por así decirlo, es el interesado en la póliza, al estar asegurado sus bienes.

 

  • BENEFICIARIO: Persona física o jurídica que, previa cesión por el asegurado, resulta ser titular del derecho a la indemnización.

 

Ejemplo: en viviendas hipotecadas, por Ley se exige que se tiene que tener contratado un seguro de incendio, y CEDER los derechos de indemnización a la entidad financiera que concedió el préstamo.

 

Ejemplo: en algunas compañías, los seguros de vivienda incluyen un seguro de vida por accidentes ocurridos en el hogar. Si el titular de la vivienda (el asegurado) fallece, alguien debe recibir la indemnización correspondiente. En este caso, el beneficiario indicado en la póliza.

 

Si no se indica nada, serán los herederos legales del asegurado.

 

  • PÓLIZA: Debido a su extensión, lo hemos tratado en un capítulo aparte, véalo aquí.

 

  • PRIMA: El la cantidad de dinero que el tomador del seguro paga a la entidad aseguradora para que esta le cubre en el supuesto de siniestro. En la prima deberá estar incluido, además de la parte que corresponde a la entidad aseguradora, los recargos e impuestos que sean de aplicación.

 

Ejemplo: Todas las pólizas de seguro tienen dos tipos de recargos o impuestos. Uno el que corresponde al Estado, y otro el que se paga al Consorcio de Compensación de seguros.

 

Con dicho recargo, y póliza a póliza, lo que se consigue es dotar a dicho organismo de un fondo de garantía que sirva para cubrir los riesgos extraordinarios, como puede ser una catástrofe.

 

  • SUMA ASEGURADA: Es la cantidad fijada en cada una de las coberturas que componen la póliza, y que constituye el límite máximo de la indemnización a pagar por la entidad aseguradora.

 

Ejemplo: en el supuesto de robo de bienes, la compañía indemniza hasta el límite contratado por contenido.

 

Ejemplo: en el supuesto de robo de dinero en la calle, la compañía indemnizará hasta 300 euros.

 

  • CONTINENTE: Debido a su extensión e importancia, se ha tratado en un capitulo aparte,  véalo aquí.

 

  • CONTENIDO: Debido a su extensión e importancia, se ha tratado en un capitulo aparte, véalo aquí.

 

  • VIVIENDA HABITUAL: Es la vivienda ocupada por el asegurado y/o su familia, en condiciones normales, a lo largo de todo un año, excepto en periodos de vacaciones, fines de semana o situaciones especiales.

El motivo de esta definición es sencillo, y es que en función de qué coberturas contratar, la prima a pagar puede ser superior o inferior. Por ejemplo, las viviendas secundarias suelen ser mas caras asegurarlas contra el robo, ya que están mas propensas por su inhabitabilidad. O pueden ser mas baratas asegurarlas por responsabilidad civil, incendio..., ya que se hace menos uso de ellas.

 

Ejemplo: no es vivienda habitual aquella a la que el asegurado va los fines de semana, o en periodo de vacaciones. Algunas compañías consideran que ya no es habitual cuando se deshabita durante X días al año, por ejemplo, mas de 60.

 

  • VIVIENDA SECUNDARIA: Es la vivienda que se utiliza esporádicamente y no de forma habitual, para hacer la vida cotidiana y diaria.

 

Ejemplo: el apartamento en la playa o montaña, la ''casa del pueblo''.

 

  • DINERO / JOYAS / OBJETOS DE VALOR: Debido a su extensión e importancia, se ha tratado dentro de un capitulo aparte, véalo aquí.

  • CAJA DE CAUDALES: Son cajas de seguridad, realizadas en materiales resistentes al fuego y a la penetración, que tienen un peso superior a X kgr (normalmente 100 kgr), que están empotradas o ancladas en la propia construcción, y disponen de un cierre de seguridad.

El motivo de especificar todos estos parámetros es porque las compañías de seguros rebajan la prima a pagar en la cobertura de robo a aquellos clientes que dispongan de una con dichas características, es decir, que cumplan unos requisitos mínimos para no ser forzadas fácilmente.

 

Ejemplo: no son cajas de seguridad las simples cajas recaudatorias, etc.

 

  • VALOR A NUEVO / VENAL / PRIMER RIESGO: Debido a su extensión e importancia, se ha tratado en un capitulo aparte, véalo aquí.

 

  • INFRASEGURO / SOBRESEGURO / PRIMER RIESGO: Debido a su extensión e importancia, se ha tratado en un capitulo aparte, véalo aquí.

 

  • SINIESTRO: Hecho súbito, violento, externo y ajeno a la voluntad del asegurado, cuyas consecuencias pueden estar cubiertas por el seguro, y por tanto, tener derecho a una indemnización.

 

Ejemplo: incendio de una habitación debido a un calefactor mal colocado.

 

Ejemplo: robo de una vivienda forzando la puerta.

 

Ejemplo: rotura de un cristal a consecuencia de una tormenta de granizo.

 

Ejemplo: rotura de un brazo al caerse en la bañera.

 

Es decir, todo aquello que produzca daños sobre las cosas y las personas. Los siniestros, pueden dar lugar a indemnización, o no, dependiendo si el hecho en concreto está contratado y asegurado en la póliza.

 

  • FRANQUICIA: Cantidad de dinero que el asegurado hace a su cargo cuando ocurre un siniestro con derecho a indemnización.

 

Ejemplo: si le roban un televisor, cuyo coste es de 600 euros, y tiene contratada una franquicia en la cobertura de robo de 50 euros, la compañía de seguros le abonará 550 euros, que es la diferencia entre lo que vale el objeto robado y la franquicia contratada.

 

Si el robo es de un jarrón, cuyo valor es de 30 euros, la compañía no le indemnizará nada, ya que LOS PRIMEROS 50 euros, corresponden al asegurado.

 

Nota: la franquicia se aplica SOLO UNA VEZ por siniestro, es decir, que si en le roban el jarrón y la televisión, su compañía le deberá indemnizar 600 + 30 - 50 euros, es decir, lo que vale el televisor, mas lo que vale el jarrón, menos la franquicia contratada. Por lo tanto, en total, 580 euros.

 

Puede que existan mas definiciones en su póliza, pero básicamente, estas son las mas importantes.