VALOR A NUEVO / REAL / PRIMER RIESGO / LÍMITE MÁXIMO

 

 

Llegado el caso de que un bien asegurado se destruye existe el derecho a indemnización, la pregunta más lógica es:

 

¿Cuánto dinero nos van a pagar?

 

Para conocer la trascendencia de los conceptos que se pretenden desarrollar en este capítulo, es conveniente hacer con carácter previo una reflexión. Solo basta pensar que este apartado se refiere al dinero a percibir de la aseguradora en los siguientes casos:

  • Un incendio que destruye todos los enseres y muebles de la cocina.

  • Un robo de todos los electrodomésticos.

Huelga decir que se habla de casos extremos, porque el bien que estaba asegurado se ha perdido por completo. Y por tanto, esto significa diferencias de muchos cientos de euros entre estar bien asegurado y no estarlo.

 

Entrando ya en el fondo del asunto, y de forma genérica, cabe decir que para abarcar todas las posibilidades que dan todas las compañías, como denominador común, la indemnización se calcula en función de la antigüedad, uso o desgaste del bien asegurado, y en función de la póliza que contratada.

 

Por ello, antes de nada, es necesario saber lo que significa cada uno de los siguientes términos:

  • VALOR DE NUEVO: Como la misma palabra dice, la compañía indemnizará por el valor que cuesta el bien NUEVO, con las mismas características.

  •  

  • VALOR REAL: Es el valor que tiene el bien EN CASO DE COMPRARLO EN EL MOMENTO DEL SINIESTRO, con las mismas características y con su antigüedad en años, uso o desgaste.

     

  • PRIMER RIESGO: Asegurar a primer riesgo implica que la compañía indemnizará HASTA la cantidad de dinero  que el usuario ha asegurado, sin aplicar la regla de proporcionalidad que se produce por infraseguro.

  •  

 

Ejemplo: Supongamos que por un incendio se destruye un frigorífico. Su valor a nuevo son de 600 euros, pero como ya tiene 3 años, su valor en el mercado es de 200 euros.

 

Por lo tanto:

 

  • Si estuviera asegurado a valor a nuevo, la compañía nos indemnizaría con 600 euros.

  • Si estuviera asegurado a valor real, la compañía pagaría 200 euros.

  • Si estuviera asegurado a primer riesgo, la compañía indemnizaría HASTA el límite pactado (p.e. 500 euros), nunca por encima del valor a nuevo que tiene.

 

Una vez visto el significado de los anteriores términos, la pregunta clave:

 

¿A mí que me corresponde?, el valor real, el de nuevo, o el de primer riesgo...

 

Pues ese valor está en función de la póliza que cada usuario haya contratado, ya que se pueden encontrar todos los casos posibles, y esto está especificado en las Condiciones Generales, es decir, en la LETRA PEQUEÑA.

 

Por ejemplo, hay compañías que dan la opción de contratar con la opción a valor a nuevo, o a valor real, y en función de ello, así pagará el usuario por el seguro.

 

Por ejemplo, hay compañías que indemnizan:

  • Valor a nuevo para los bienes normales que formen parte del contenido y continente (muebles, sillas, paredes, solería...).

  • Primer riesgo para objetos especiales, como cuadros, objetos de valor, colecciones, aparatos de sonido...

 

 

LÍMITE MÁXIMO

 

Pero aún hay mas limitaciones de las indicadas anteriormente, porque hay compañías que en determinadas coberturas, y en determinados bienes, imponen un tope máximo de dinero por pieza, o un tope máximo por siniestro.

  • LÍMITE POR PIEZA: en este caso, la compañía indemnizará hasta un máximo de dinero por pieza o bien asegurado.

Ejemplo: suponga que se incendia el salón, y queda calcinado el sofá. Suponga que tiene derecho a indemnización a valor a nuevo, pero con un tope máximo por pieza de 300 euros en enseres.

En tal caso su compañía no le indemnizará con el valor del sofá a nuevo, que probablemente sea de más valor, sino con 300 euros, ya que es el límite máximo por pieza.

  • LÍMITE POR SINIESTRO: en este caso, la compañía indemnizará hasta un máximo de dinero por siniestro asegurado.

Ejemplo: suponga el ejemplo anterior, que se incendia el salón, y queda calcinado todo (muebles, sillas, cortinas, sofás...). Suponga que tiene derecho a indemnización a valor a nuevo, pero con un tope máximo por pieza de 3.000 euros en enseres.

En tal caso su compañía no le indemnizará con el valor del salón entero a nuevo, que probablemente sea de más valor, sino con 3.000 euros, ya que es el límite máximo por siniestro.

 

Una vez visto el significado de los anteriores términos, la pregunta clave:

 

¿A mí que me corresponde?

 

Pues ese valor está en función de la póliza que cada usuario haya contratado, ya que se pueden encontrar todos los casos posibles, y esto está especificado en las Condiciones Generales, es decir, en la LETRA PEQUEÑA.

 

 

CONSEJO

 

En los seguros del hogar, se puede decir que es un buen seguro si se tiene derecho a:

  • Valor a nuevo para los bienes normales que formen parte del contenido y continente (muebles, sillas, paredes, solería...).

  • Primer riesgo para objetos especiales, como cuadros, objetos de valor, colecciones, aparatos de sonido...

No le aconsejamos el valor real, ya que los enseres de una vivienda sufren una gran depreciación nada mas comprarlos. ¿cuánto vale una lavadora con 5 años? ¿qué vale un mueble viejo?. Y por otro lado, ¿está dispuesto a acostarse en un colchón que le facilite la compañía de segundamano?.