EXCLUSIONES GENERALES

 

 

Todas, TODAS las compañías disponen de un artículo en las condiciones generales de sus pólizas en el cual enumeras TODAS las situaciones o riesgos que NO asumen.

 

Y dichas exclusiones afectan a toda la póliza, es decir, que NO aseguran, ni indemnizan ni es aplicable bajo ningún concepto, de ahí que estén todas en un mismo artículo.

 

Estas situaciones suelen ser comunes para todas las aseguradoras, no obstante, existen particularidades o diferencias en cada una de ellas, pudiendo el algunos casos SI estar cubiertos. Por ello, deberá mirar su póliza en concreto para saber al extensión de las exclusiones.

 

Por así decirlo, existen un ''núcleo duro'' de situaciones que NORMALMENTE las compañías NO suelen cubrir, como son:

 

  • Fenómenos de la naturaleza de carácter extraordinario: ahora bien, deberá ver si se o no, aspectos como: inundación, terremoto, maremoto, erupción volcánica, tempestad ciclónica atípica o caída de cuerpos siderales y aerolitos.

  • Hechos derivados de terrorismo, rebelión, sedición, motín o tumultos populares.

  • Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

  • Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de guerra, o situaciones pre-bélicas.

  • Conflictos armados civiles o internacionales

  • Cualquiera de los riesgos cuya cobertura corresponda al Consorcio de Compensación de Seguros.

  • Hechos calificados oficialmente de catástrofe o calamidad nacional.

  • Alteraciones políticas y sociales a consecuencia de reuniones, manifestaciones o huelgas.

  • Energía nuclear.

  • Vicio o defecto propio de los bienes asegurados.

  • Asentamientos, hundimientos, desprendimientos, corrimientos o ablandamientos del terreno por cualquier causa.

  • Los causados por la mala fe del asegurado

  • Dedicación u ocupación de la vivienda para actividades profesionales, comerciales o industriales, o en general, cualquier otra que no sea la de casa-habitación.

 

A continuación, se detallan otro tipo de exclusiones que hemos observado en las pólizas, remarcando que aunque hay situaciones comunes de exclusión, NO todas aparecen en TODAS las pólizas.

 

  • Los debidos a la mera acción del tiempo

  • Los ocasionados en personas o bienes asegurados por contrato distinto a aquellos que es obligatorio el recargo a favor del Consorcio de Compensación de Seguros

  • Omisión de la realización de reparaciones u operaciones de mantenimiento indispensables para el normal estado de funcionamiento del inmueble y sus instalaciones, así como enseres, muebles...

  • Los bienes que no sean propiedad del asegurado, o de las personas que cohabiten con él.

  • Los perjuicios y pérdidas indirectas derivadas de la reparación con cargo a la compañía de seguros.

  • Los daños causados por materias explosivas, tóxicas o peligrosas en general, distintas a las habitualmente utilizadas en el hogar.

  • Los siniestros en los que la vivienda halla estado deshabitada mas de 30 días.

  • Los producidos por polución o contaminación

  • Los producidos por plagas o insectos

  • Los daños a bienes que se encuentren al descubierto, excepto antenas, toldos o mobiliario de jardín.