VANDALISMO

 

 

ORIGEN

 

Un acto mal intencionado, o vandálico, puede provocar daños en la vivienda (continente) o en los enseres (contenido).

 

Suponga el caso de una manifestación, o una huelga, donde los ''piquetes'' ponen silicona en las cerraduras.

 

Suponga el caso de unos niños que ''juegan'' a romper cristales.

 

Y no solo estos casos mas o menos ''normales'', sino otros de verdadero vandalismo, como el que puede originar una banda organizada que entre en su vivienda con la simple intención de destrozar todo lo que encuentre en su camino.

 

En este caso, ya no se trata de un gasto mas o menos pequeño, sino que puede ser grave, y el valor de reconstrucción y/o reposición muy alto.

 

 

CONCEPTO

 

El objetivo de esta cobertura es la de indemnizar por los gastos que se deriven de los actos vandálicos o malintencionados de terceras personas sobre los bienes asegurados.

 

Dichas terceras personas NO son ni el asegurado, ni su familia hasta el tercer grado de consaguinidad o afinidad, ni personas que convivan en la vivienda.

 

Para tener derecho a esta cobertura, debe tener asegurado:

 

1.- El continente para los daños en los objetos o materiales que pertenecen al bien inmueble, por ejemplo, la rotura de la puerta de acceso de la vivienda, la cerradura, una ventana...

 

2.- El contenido para los daños robo de los objetos que forman parte del bien mueble, por ejemplo, la rotura de un mueble...

 

 

LA LETRA PEQUEÑA

 

Pero una vez definido el concepto, lo interesante es mirar la LETRA PEQUEÑA, y observar con detenimiento ciertas exclusiones que pueden presentarse, o la indemnización máxima.

 

Y esto es así porque NO todas las situaciones de vandalismo sobre los bienes suelen estar cubiertas.

 

Por ejemplo, en las viviendas cuya fachada o pared está a ras del suelo, es habitual NO asegurar:

  • Los gastos derivados de pintadas, conocidos como ''graffitis''. Por ello, si usted dispone de una fachada a ras del suelo, tenga presente este condicionante, ya tiene ''muchas papeletas'' para que le sea ''repintada'' con alguna ''figura''.

  • Los gastos derivados de la fijación de carteles.

 

Por ejemplo, en determinadas compañías, no están cubiertos:

  • Los electrodomésticos, aparatos de televisión y sonido, joyas, objetos de valor, o similares, es decir, todo aquello que tiene un valor alto, o bien aquello que es mas susceptible de romper por un acto vandálico.

  • Los bienes u objetos en terrazas, porches, jardines o plazas de aparcamiento.

  • Los daños provocados por el inquilino (en el supuesto de alquiler).

 

Así mismo, y para determinados bienes, algunas compañías imponen un límite máximo de dinero como indemnización, bien en su conjunto, o bien por pieza. Por ejemplo, hasta X euros por siniestro, o hasta Y euros por pieza.