RESPONSABILIDAD CIVIL

 

 

ORIGEN

 

La vivienda es un bien ''vivo'', que puede causar daños a terceros, y por lo tanto, su propietario debe hacer frente a las responsabilidades que se deriven de dichos daños.

 

Ejemplo: el caso mas típico es el producido por el escape de agua, y que causa goteras al vecino. Los gastos que suponga la localización y reparación de la avería, mas la reparación y/o reposición de los daños del vecino, correrán a cuenta del propietario de la vivienda que originó el derrame de agua.

 

Pero si bien este ejemplo es un sencillo supuesto de responsabilidad, existen otros muchos mas graves, que requieren de indemnizaciones mucho mayores, y por lo tanto, que aconsejan la contratación de esta cobertura.

 

Ejemplo: suponga que una maceta colocada en la barandilla del balcón se desprende, y al caer impacta sobre una persona que paseaba por la acera y le causa la muerte.

 

En tal caso, el propietario de dicha maceta es el mismo que el de la vivienda, y deberá hacer frente a las indemnización por muerte, es decir, de gran envergadura.

 

Si este supuesto le parece improbable, piense en estos otros:

  • Baldosa mal colocada.

  • Cornisa que se desprende por la acción del viento

  • Etc, etc.

Así mismo, los seguros del hogar suelen cubrir la parte proporcional que corresponda al asegurado en las zonas comunes de la Comunidad de Vecinos.

 

Ejemplo: suponga que una persona ajena al edificio, al entrar al mismo, resbala y se rompe un brazo, o que le cae una teja del tejado. Imagine que dicho incidente es como consecuencia de falta de medidas de seguridad reglamentarias y que dicha persona exige a la Comunidad una indemnización, y que esta, no tiene un seguro de responsabilidad civil apropiado para hacer frente al pago. Deberá ser el propietario quién responda, en la parte proporcional, al pago exigido.

 

Todas estas causas de daños que se han expuesto ahora, son las denominadas ''responsabilidad inmobiliaria'', ya que derivan de la acción de la propia vivienda.

 

Pero además, un seguro del hogar no solo cubre las contingencias cuyo origen tienen en bienes materiales, sino que además, está lo que se denominan ''responsabilidad familiar'', que es aquella que se deriva de las acciones de las personas aseguradas, es decir, del propietario, cónyuge, hijos...

 

Ejemplo: Suponga que al estar viendo una cámara de video en una tienda, no se da cuenta, y tira un objeto de valor de la estantería, o se le cae la propia cámara. ¿quién debe pagar ese daño?.

 

Ejemplo: Imagine que su hijo, jugando, tira una piedra, o un ''balonazo'', y rompe el cristal de la ventana del vecino.

 

Ejemplo: Imagine que su hijo, de corta edad, jugando, tira un objeto punzante por la ventana, y causas heridas a un peatón que caminaba por la acera.

 

Es decir, que un seguro del hogar puede, INCLUSO, cubrir estas situaciones, de ahí su nombre de ''responsabilidad familiar''.

 

Sin duda alguna, esta cobertura es MUY IMPORTANTE, y por el precio que se paga por ella, esta web recomienda contratarla SIEMPRE, en todos los casos, porque proporciona al asegurado una seguridad y protección del patrimonio propio, al cubrir los posibles gastos e indemnizaciones a terceros por los daños que les podamos causar, y que a veces, pueden ser muy elevados.

 

 

CONCEPTO

 

El objetivo de esta cobertura es la de responder ante terceras personas o bienes por la responsabilidad civil derivada de los daños ocasionados por el asegurado, su familia, o el bien del que es titular (vivienda).

 

Por lo tanto, lo que se cubre es:

 

- responsabilidad inmobiliaria: Los daños provocados a terceros por el contenido y el continente de la vivienda asegurada.

- responsabilidad familiar: Los daños provocados a terceros por el asegurado y su familia, tanto en el ámbito de la vivienda, como fuera de ella.

Y los daños provocados a terceros pueden ser, tanto personales, como materiales.

 

Ejemplo: suponga que el estado de las conducciones de gas de la vivienda están en mal estado, y provoca una explosión, que deriva en:

 

- daño material: los desperfectos provocados en las viviendas colindantes, o en los vehículos aparcados en la calle.

- daño personal: las lesiones sufridas pro los vecinos o transeúntes como consecuencia de cascotes.

 

 

LA LETRA PEQUEÑA

 

Pero una vez definido el concepto, lo interesante es mirar la LETRA PEQUEÑA, y tener en cuenta lo siguiente:

  • Valor contratado y requisitos de protección

  • ¿quiénes son los asegurados?

  • ¿quiénes son terceras personas?

  • Otras coberturas

 

 

1.- VALOR CONTRATADO

 

El principal detalle que es preciso observar en la póliza contratada es el VALOR máximo que la compañía de seguros cubrirá en concepto de responsabilidad civil.

 

Un valor ''standard'' en las compañías es, hoy por hoy, 150.000 euros, aunque es cada vez mas frecuente recomendar la contratación, cuando menos, de 300.000 euros.

 

Quizás para el arreglo de una gotera sea mas que suficiente la primera cantidad indicada, pero piense en el ejemplo mostrado de la explosión por escape de gas. ¿será suficiente con 150.000 euros para hacer frente de los desperfectos en las viviendas y daños físicos a las personas? (sobre todo si hay muertes o invalidez permanente de por medio).

 

Algunas compañías ofrecen la posibilidad de contratar, a voluntad del asegurado, y entre un abanico de opciones, una cantidad determinada por responsabilidad civil. Por ejemplo, 150.000 - 300.000 - 450.000... euros.

 

Así mismo, si bien el seguro del hogar puede cubrir la responsabilidad civil ''inmobiliaria'' y la ''familiar'', las compañías suelen exigir una serie de requisitos para ello, como puede ser:

  • Para tener derecho a la responsabilidad civil ''inmobiliaria'', es condición necesaria tener contratado el continente.

  • Para tener derecho a la responsabilidad civil ''familiar'', es condición necesaria tener contratado el contenido.

 

 

2.- ¿QUIÉNES SON LOS ASEGURADOS?

 

Ya se ha visto que un seguro del hogar cubre la responsabilidad civil de los daños causados a terceras personas por los asegurados.

 

Pero... ¿quién son los asegurados?.

 

Las compañías de seguros suelen cubrir, no solo al propietario de la vivienda, sino que además, también lo pueden estar:

  • El cónyuge no separado legalmente y/o compañero/a, siempre que se demuestre su convivencia estable.

  • Hijos que convivan en el domicilio. No obstante, algunas compañías ponen límites de edad, por ejemplo, 30 años.

  • Los ascendientes (padres) del asegurado o de su cónyuge siempre que convivan en la vivienda. Algunas compañías suelen imponer que dependan económicamente del asegurado.

 

Incluso hay compañías que consideran asegurados también al personal doméstico que pueda trabajar en la vivienda.

 

 

3.- ¿QUIÉNES SON TERCERAS PERSONAS?

 

Toda versa sobre un asunto, y son los daños provocados a TERCEROS.

 

Pero... ¿quiénes son terceros?

 

En principio, cualquier persona perjudicada. No obstante, las compañías suelen poner límites (para evitar, sobre todo, situaciones de fraude), y por ello, normalmente, NO son terceras personas aquellos familiares que tengan un parentesco HASTA el tercer grado de consaguinidad o de afinidad con el asegurado. Por lo tanto, NO son terceras personas, cónyuge, hijos, padres, tíos, hermanos, abuelos, nietos... y así hasta llegar a dicho tercer grado (también el de afinidad, es decir, los tíos, hermanos, abuelos, padres... ''políticos'').

 

Así mismo, tampoco cubre la responsabilidad civil sobre los bienes que son propiedad de las personas antes mencionadas, salvo excepciones.

 

Ejemplo: suponga que su hermano posee una vivienda conjunta a la suya, y que produce una gotera por escape de agua en la misma.

 

En tal caso, SI está cubierto, ya que el objetivo es evitar posibles fraudes, y en este caso, estaría claro que NO lo es.

 

 

4.- OTRAS COBERTURAS

 

Se suele decir que un seguro del hogar es mucho mas que un seguro. Y en efecto, es así, porque a veces, no solo cubre todo lo concerniente a la vivienda, sino que además, en algunas compañías, cubre otros ámbitos de la vida. Y en el caso de esta cobertura, de responsabilidad civil (R.C.), también ocurre así, como por ejemplo:

 

  • R.C. de personal doméstico al servicio del asegurado en el cumplimiento de sus labores. Ejemplo: intoxicaciones alimentarias.

  • R.C. por práctica de cualquier deporte, p.e. ciclismo. Ejemplo: al saltarse un semáforo en rojo, provoca un accidente.

  • R.C. como peatón. Ejemplo: al cruzar una vía por un sitio no habitilado al efecto (acera), provoca un accidente.

  • R.C. por la tenencia de animales domésticos a cargo del asegurado. Ejemplo: mordedura de un perro.

  • R.C. de un inquilino: Ejemplo: asegurado en una vivienda en régimen de alquiler que causa daños a los muebles del propio arrendatario.

 

Deberá leer su póliza y ver los aspectos que cubre la responsabilidad civil fuera del ámbito de la vivienda.

 

Es habitual en las compañías NO asegurar, por ejemplo, las peleas o riñas.

 

 

CONSEJO

 

Solo tenemos uno: CONTRATE ESTA COBERTURA.

 

Además, procure que la responsabilidad civil sea, por lo menos de 150.000 euros, aunque si le es posible, contrate 300.000 euros o mas.