AGUA

 

 

ORIGEN

 

Un grifo mal cerrado, un escape, o una avería en los conductos puede producir, en ausencia de las personas que habitan en la vivienda, daños de consideración, tanto en el continente (p.e. en moquetas o solerías de parqué, manchas de humedad...) como en el contenido (p.e. en muebles, aparatos eléctricos...).

 

Pero además de estos daños, si el escape es como consecuencia de una avería, será preciso su reparación, es decir, cambiar la tubería, levantar solería, baldosas, así como la mano de obra y desplazamientos de profesionales.

 

El origen de esta cobertura es la de sufragar todos los gastos que puedan surgir en cualquier instante por motivo del agua, y provocar un gasto extra (a veces, de consideración) para el propietario de la vivienda.

 

 

CONCEPTO

 

El objetivo de esta cobertura es la de cubrir los gastos sufridos en la vivienda y derivados  de la fuga de agua, ya sea por omisión o avería.

 

Hay que tener en cuenta que lo que se cubre son los daños producidos en el continente y contenido de la vivienda asegurada siempre que sean contratados, es decir, los propios bienes del propietario, y no los de terceras personas (vecinos) ya que estos son cubiertos a través de la cobertura de Responsabilidad Civil.

 

Para tener derecho a la cobertura de la reparación y reposición de tuberías, levantar solería, baldosas, quitar manchas en las paredes, pintarlas, etc, etc, es preciso tener contratado el continente, y para tener derecho a la reparación de un frigorífico por los efectos del agua, o un mueble, alfombra, etc, etc, es decir, los muebles y enseres es preciso tener contratado el contenido.

 

 

LA LETRA PEQUEÑA

 

Pero una vez definido el concepto, lo interesante es mirar la LETRA PEQUEÑA, y tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Gastos cubiertos

  • Instalación asegurada

 

 

1.- GASTOS CUBIERTOS

 

Cuando se produce una avería o escape de agua, es preciso su localización y reparación. 

 

No obstante, NO todas las situaciones suelen estar cubiertas, y por tanto, deberá mostrar especial atención en su póliza aspectos como los siguientes:

  • La localización y reparación de la instalación por su mal estado de conservación, o envejecimiento.

  • Las humedades prolongadas, o condensaciones provocadas por el asegurado.

  • Los defectos o vicios ocultos de la construcción

  • Filtraciones a través de lozas sanitarias

  • Desatascar conducciones, tuberías y aparatos de la red que estén obturados.

  • Las averías y daños producidos por la red que forme parte de la comunidad de vecinos, en la cuota proporcional de la co-propiedad que corresponda al asegurado y hasta un límite máximo de dinero.

  • Averías que NO produzcan daños en la propia vivienda, pero si en otras colindantes (en el supuesto de no tener contratada la cobertura de Responsabilidad Civil).

 

Así mismo, deberá fijarse en la indemnización máxima que ofrece su compañía. Ya que esta puede variar desde el 100% del valor total del continente y contenido asegurado, a un 5-10-20%.

 

Ejemplo: suponga que tiene contratado por valor de continente 30.000 euros, y que su compañía solo indemniza con un 5% por el valor localización y reparación de avería. ¿tendrá usted suficiente con 1.500 euros para: levantar solería, sustituir una tubería y volver a poner solería?

 

 

2.- INSTALACIÓN ASEGURADA

 

Cada compañía tiene una póliza diferente, y por tanto, coberturas diferentes. Deberá leerla y observar si están o no asegurados las partes de la instalación, como por ejemplo:

 

  • La reparación y/o sustitución de llaves de paso o válvulas de acceso a la instalación, tanto en su tramo inicial (entrada a la vivienda), tramos intermedios (baños y cocina), como en su tramo final (lavabos, fregaderos, bañeras).

  • Reparación calderas, calentadores, radiadores, es decir, electrodomésticos vinculados al agua, y que su rotura puede provocar un escape.

  • Congelación de tuberías, conducciones o depósitos de almacenamiento de agua.

  • Bajantes o canalones de aguas pluviales

  • Averías de piscinas, estanques, fosas asépticas (pozos ciegos), riegos en jardines, sumideros, etc.

  • Avería generalizada por el mal estado o deterioro general de la red (que puede ser consecuencia del uso de malos materiales, o por el tiempo transcurrido desde su instalación).

 

Es decir, que una instalación NO solo la componen unas cuantas tuberías por donde fluye el agua, existen multitud de elementos asociados a ella, y no solo para el uso del agua corriente, sino en otro ámbitos (sobre todo en unifamiliares y chalets).

 

Es posible que en el supuesto de avería, la compañía pague la mano de obra y desplazamiento de profesionales que subsanen y repararen la instalación, pero deba ser de su cuenta el coste de los materiales ''especiales'' que hay en una instalación de agua (especiales = los mas caros, es decir, las llaves de paso).