ASESORÍA

 

<<-- volver

 

 

Asunto: 

 

Mi consulta esta relacionada con la novación o subrogación de mi actual hipoteca

 

Mi actual hipoteca es fija con 5,5 de interés y por 15 años de los que llevo casi 5 años la cuota mensual es de 319 euros aproximadamente lo cual me hace difícil continuar así tras haber cambiado de trabajo y recibir menos dinero en el actual, además había pensado en ampliar el importe pendiente aprox. 30.000 hasta 51.000 euros para poder así comprar un coche (el actual tiene ya mas de 10 años y según el mecánico se avecinan reparaciones de gran coste, en esa ampliación de 21.000 euros he calculado los costes de una subrogación que me calcularon en otro banco que era el Santander con 2,75% tres primeros años y resto euribor + 0.75 creo y el gasto estaría entorno a los 2.800 euros con simulación al máximo y además un fondo de aproximadamente 3.000 euros para posibles gastos posteriores o imprevistos.

 

Entonces mi pregunta es me conviene la subrogación o la novacion, en el caso de lo segundo es que veo que el director de mi sucursal no esta muy por la labor, además me dice cosas que no es lo que yo le pido de hecho dice que la novacion es muy liosa y que mejor cancelarla y cambiarla por otra (lo cual tiene una comisión del 2% en vez del 0,5 de la modificación) por lo tanto cual es el tipo por el cual me debo de decidir para cambiar, es decir, si en la novacion seria un euribor + 0,50 pero con un mínimo del 3.5 % según cálculos me ahorro en el Santander en los tres primeros años aproximadamente 1.150 euros ya que al ser fijo en el Santander y calculando el mínimo de la Caixa 3.5 pues veo que casi amortizo parte de los gastos.

 

Respuesta: 

 

En nuestra opinión, y sin conocer más detalles de la operación que nos describe, debemos inclinarnos por la novación de la anterior hipoteca, por los motivos de economía en comisiones que nos expone, además de economía tributaria.

 

Así, la constitución de una nueva hipoteca le supondrá de nuevo tributar por el concepto de Actos Jurídicos Documentados, a un tipo variable y diferente para cada comunidad autónoma, pero que puede alcanzar un 1,5% del importe de la hipoteca. En cambio la novación, no tributa por este concepto, por lo que a su ahorro de 1,5% en comisiones deberíamos añadirle un ahorro del 1,5% en impuestos.